Ecología

Hacé tu propia bebida rehidratante

Las bebidas rehidratantes o isotónicas poseen gran cantidad de minerales y ayudan a asimilar el agua a nuestro cuerpo. Son ideales para cuando realizamos actividad física, ya que desgastamos energía y eliminamos líquidos y minerales a través de la sudoración. Las bebidas deportivas se venden en cualquier kiosco, pero también son muy fáciles y rápidas de preparar con muy pocos ingredientes.


A continuación te mostramos cómo elaborar de manera fácil y rápida una bebida natural, económica y que aporta los mismos beneficios que una bebida comercial, pero sin ingredientes artificiales.



Necesitás:

  • 1 litro de agua
  • 500 mg de sal fina
  • 500 mg de bicarbonato de sodio
  • 60 gr de azúcar
  • jugo de 2 limones (también puede ser naranjas o pomelos)


En un recipiente con agua potable, colocá uno por uno los ingredientes y mezclá bien hasta diluir bien la sal, el bicarbonato y el azúcar. Dejá reposar y ¡ya está lista para tomar!



TIP:


Muchas veces, cuando estamos realizando actividades outdoor no tenemos todos los elementos para medir cantidades a la hora de cocinar.


Te mostramos un sistema casero simple de equivalencias de medida para sacarte del apuro.


- Los 500 mg de sal y de bicarbonato se pueden medir con la punta de una cucharita de café o llenando el contenido que ocupa una aspirina tamaño adultos en el blister.


- 1 cucharada sopera equivale a 20gr de azúcar. También se puede medir llenando 2 tapitas de botella (puede ser de la que utilizás como recipiente).



ATENCIÓN:


Una buena hidratación es fundamental para mejorar el rendimiento físico. Lo ideal es ingerir líquidos antes, durante y después del ejercicio. Es importante no esperar a tener sed, porque esta sensación aparece recién cuando el rendimiento corporal ya comienza a disminuir por haber perdido alrededor del 2% del agua corporal. No olvides tomar este tipo de bebidas para reponer el agua y las sales minerales que se pierden a través de la sudoración.


.

Responder